Cuando se envía a reparar un instrumento musical generalmente se espera que sea llevado de la mejor forma posible a su estado inicial, previo a la rotura. Y claro, cundo esto sucede hay satisfacción. Pero hay casos en los cuales las cosas rotas jamas podrán volver a ser lo que eran antes. Quizás, y solo quizás, una reparación o restauración de tipo Kintsug o Kintsukuroi pueda ser aplicada para darle una segunda chance a tu instrumento.

Kintsukuroi

¿Entonces, te animarías a encargar una reparación que a su vez sea rescate y exaltación de la reparación?

Se trata de encontrar belleza en las cosas rotas, abandonas y que se creen ya inútiles.
Si bien el consenso general de los occidentales sobre los objetos rotos es que han perdido su valor, los practicantes y admiradores de kintsugi creen que el consumismo interminable no es una experiencia espiritualmente gratificante.

El método kintsugi transmite una filosofía no de reemplazo, sino de apreciación, reverencia y restauración. Las grietas llenas de oro de un artículo que alguna vez se rompió son un testimonio de su historia. Dice un experto en este arte…”la importancia en kintsugi no es la apariencia física, sino mas bien la belleza y la importancia que permanece en quien mira el plato”.

Bajo esa filosofía es que la reparación de instrumentos musicales – que no tienen posibilidad de rescate – nos gustaría que sea orientada, no para todos los casos claro, pero si como una nueva forma o alternativa de reparación. Al menos en BeautifulInstrument.com es lo que estamos proponiendo hacer.

¿Qué sería necesario para que se produzca un acercamiento a la reparación de instrumentos musicales customizada?

En primer lugar, que el dueño de los instrumentos se las juegue, y claro, para eso tiene que ver algo previamente. Algo que el luthier haya hecho o reparado.
Luego que el luthier o reparador tenga “creatividad“. Si, la creatividad sabemos no es algo facil de encontrar, y creo que es una de las variables fundamentales en esto de la reparación customizada de instrumentos musicales.
Luego que posea la técnica correcta o adecuada para la reparación.

Como sea, estamos hablando de estabelecer una relación con el cliente, ya no es solo una cuestión de reparar y nada más, estamos hablando de una conexión diferente.

“…Enriquecer la mirada, desarrollar sensibilidad, comprender
y valorar otras culturas sin subestimar la propia identidad,
vivir otras vidas del pasado y del presente
reconociendo que tenemos nuestra humanidad en común…
Llegar al éxtasis espiritual que nos ofrece el Arte de los Pueblos
y las facetas ocultas del nuestro…
Volver a dar vida a lo que parece muerto
encontrando el origen de los signos que ya han dejado de serlo
pues se ha perdido el sentido de su existencia”

Ana Lucía Frega

Remi Vasquez

Diseñador Audiovisual, especialista en Comunicación Online. Con más de 25 años de experiencia en los medios digitales (desde 1995). Especialmente Interesado en la Música del Mundo y los Instrumentos que la componen. Creador del sitio beautifulinstrument.com y otrosinstrumentos.com

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *