Bombo Legüero a la venta de alta y media calidad – medianos, chicos, grandes y extra grandes


El bombo legüero es un instrumento de la familia de los membráfono, popular en el folklore argentino y originario de la provincia de Santiago del Estero. Se lo denomina legüero por su intensa sonido que se escucha en el campo a muchas leguas, medida de distancia que equivale a 5 km. El músico que se especializa en este instrumento es llamado bombisto.

  • Incluye par de baquetas propias para el Bombo.
  • Incluye correa para colgarte el instrumento y tocarlo de pié.
  • Garantía de 6 meses.
  • No incluye funda, consultar. Abajo detalles.

Materiales y medidas
(la altura varía de 45 a 50 cm em proporción al diámetro):

En tronco de ceibo ahuecado, de alta calidad

  • CHICO: 30-33 cm de diámetro de parche
  • MEDIANO: 35-37 cm de diámetro de parche
  • GRANDE: 38-40 cm de diámetro de parche
  • EXTRA GRANDE: 41-43 cm de diámetro de parche

En madera terciada

  • CHICO: 30 cm de diámetro de parche
  • MEDIANO: 35 cm de diámetro de parche
  • GRANDE 40 cm de diámetro de parche

IMPORTANTE: AL PRECIO DEL INSTRUMENTO SE DEBERÁ ADICIONAR EL COSTO DE ENVÍO. LOS ENVÍOS HACIA FUERA DEL PAÍS DE ORIGEN (ARGENTINA)  SE REALIZAN CON SERVICIOS COMO DHL O SIMILARES. 

MÁS INFO Y COMPRA

Descripción

Bombo Legüero de alta y media calidad

Medianos, chicos, grandes y extra grandes – Cueros de chivo o cabra.


PRECIO: CONSULTE


FORMAS DE PAGO:

  • TRANSFERENCIA BANCARIA. CONSULTE para enviarte información de nuestra cuenta bancaria.
  • TARJETAS DE CREDITO: CONSULTE.
  • WESTERN UNION, O SIMILARES CONSULTE.
  • OTROS CONSULTE.

Bombos Legüeros

Membranófono, Percutido
Tambor, Bombo
Argentina, América

El bombo pertenece a la familia de los membranófonos; consta de dos parches o membranas de cuero con pelo sujetas a una caja o cilindro de madera por tiras de madera. Se percuten tanto los aros como los parches con mazos forrados en cuero llamados palos o palillos.

El cuerpo se produce de troncos ahuecados. Generalmente, se usa ceibo. La madera no debe estar totalmente seca, para facilitar de esta manera la tarea del artesano. Hoy en día los bombos de ceibo son los más buscados, pero por su elevado costo (el árbol tarda varios años en tener el diámetro necesario para la construcción), son muy difíciles de conseguir. Por esta razón, muchos artesanos recurren a láminas de terciado de guatambú y de cedrillo, y utilizando varias capas, logran el espesor parecido a un tronco de ceibo aunque el sonido lógicamente no sea el mismo.

Para las membranas se utiliza cuero curtido de oveja, de cabra o de chivo, y se ha visto en el Interior del país argentino algunos bombos armados con cuero de panza de burro, cuero de nonato (ternero aún no parido extraído de la panza de la vaca), corzuela (una especie de venado típico del campo argentino), y en algunos bombos chicos (es decir: no ya propiamente legüeros), cuero de gato montés y de serpiente. Por supuesto que en las ciudades se hace difícil conseguir cualquiera de estos parches exóticos así como lograr que se conserven en buen estado (por la humedad).
Es recomendable utilizar un parche de cabra y un parche de oveja en el mismo bombo para lograr que el instrumento obtenga dos sonidos distintos.

Los aros se construyen de maderas duras como palo blanco y guatambú, lo cual le da un mayor volumen y duración al golpe de las baquetas con las que se percute.

Para los tientos se utiliza el cuero crudo (color blanco), pero el más usado es el cuero de suela (color marrón). Antiguamente se usaba tientos trenzados de cuero crudo. 

Las Templaderas generalmente se confeccionan con pedazos de cuero de los parches o bien con retazos de tientos.

El bombo legüero ha tenido otros usos aparte del musical: para transmitir señales información e incluso como elemento de mensura, en efecto, tradicionalmente en el NOA y NEA (especialmente en la provincia de Santiago del Estero) se demarcaban los límites de los terrenos de los gauchos aparceros hasta donde se podía escuchar el sonido de este tipo de bombo batido muy fuertemente (esto es, en condiciones favorables, más de dos leguas).

Fuente: Instrumundo


SOBRE EL LUTHIER Y MÚSICO

Fue parte estable durante 15 años de la agrupación que grabó y acompañó a Facundo Saravia (Los Chalchaleros). Realizó trabajos para otros artistas de primer nivel como Laura AlbarracínAngela Irene. Formó parte de proyectos como Zamacuco y MateMalanga. Desde 2008 trabaja como profesor en la Escuela de Música Popular de Avellaneda (EMPA)  y en el Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla de la ciudad de Buenos Aires. Acompañó a Juan Falú en el proyecto Cajita de Música Argentina. Es creador del taller “El Bombo Legüero en la Música Argentina” que cuenta con el reconocimiento de la Asociación de Pedagogos de Santiago de Cuba. Este taller se ha realizado en ArgentinaCuba y Brasil en reiteradas ocasiones. Desde el año 2000 se dedica a la construcción y reparación de bombos legüeros y otros instrumentos folclóricos latinoamericanos.



SOLICITA INFORMACIÓN

    Valoraciones

    No hay valoraciones aún.

    Sé el primero en valorar “Bombo Legüero a la venta de alta y media calidad – medianos, chicos, grandes y extra grandes”

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    También te recomendamos…